ADOLESCENCIA: ETAPA DE CAMBIOS

  • blog_adolescentes
11 Octubre, 2011 00:00 hs

La mayor parte de los adultos recordamos la adolescencia como una etapa de la vida contradictoria; por un lado, comenzamos a descubrir el mundo, vamos despegando poco a poco del nido familiar y establecemos relaciones con nuestros pares. Sin embargo, tenemos millones de dudas, incertidumbre generalizada e inseguridad sobre nuestras decisiones.

Ahora bien, los adolescentes no sólo tienen que lidiar con cambios en el plano emocional y social; entre los 12 y los 14 años comienza  una mutación corporal que transformará a los pequeños púberes en jóvenes adultos.

Los cambios más notorios, a simple vista, son el aumento de peso y de altura. Estos procesos de desarrollo necesitan una elevada cantidad de energía y nutrimentos para poder llevarse a cabo y, por tal motivo, es de vital importancia acompañar estas alteraciones físicas con una alimentación acorde. Desde nuestra posición de padres, lo mejor que podemos hacer es tratar de guiarlos en todo lo que esté a nuestro alcance.

Aquí te damos algunos consejos para orientar a los más rebeldes de la casa:

·         Prepara platillos que combinen la mayor diversidad de alimentos posibles; debes inculcarles desde pequeños los beneficios de una dieta variada pero equilibrada.

·         Habla con ellos sobre los peligros de tomar como referente los modelos extremadamente delgados que se ven en las pasarelas y en televisión.  Es importante que no sientan que deben asemejarse a una imagen tan irreal.

·         Adviérteles sobre los  snacks, gaseosas, dulces y demás alimentos de alto nivel calórico y pocos nutrimentos. No es recomendable que los consuman en demasía.

·         Trata de preparar platos con poca cantidad de grasa (además de ser saludable, reducirá la probabilidad de tener acné).

·         Coméntales la importancia de consumir leche para fortalecer huesos, sobre todo en las mujeres.

·         Fomenta la ingesta de frutas y vegetales para incorporar todos los nutrimentos y vitaminas que necesitan.

·         Incítalos a practicar deportes;  les hará bien físicamente y les abrirá la puerta a nuevas relaciones con sus compañeros.

·         Pregúntales sobre sus preocupaciones e intenta entender lo que les está pasando; debes tratar de ganar su confianza para poder ayudarlos en todo lo que puedas.

Envía tu comentario

Recuerda que para enviar comentarios debes estar registrado. Si ya te has registrado, ingresa con tus datos

envia tu comentario

© 2010 Grupo Bimbo S.A.B. de C.V. Todos los Derechos Reservados.